lunes, 9 de enero de 2012

Deliciosa Torta Charlotte


¡Hola y feliz año para todos! Espero que hayan tenido unas navidades llenas de mucha alegría, risas en familia y comida deliciosa, como fueron las mías.
Ya que este es el primer post del año, no puedo imaginarme una mejor manera de comenzar el 2012 que haciendo una torta Charlotte, que no sólo es un postre muy sabroso, sino tiene una presentación muy linda.


Esta torta es un clásico de la pastelería, y aunque hay algunas dudas acerca del origen de su nombre, la mayoría de los historiadores coinciden en que fue llamada así en honor a la reina Charlotte de Inglaterra (1744-1818).

La torta originalmente se servía caliente y rellena con frutas, pero más adelante surgió una versión fría, que es la receta que yo les traigo en esta ocasión.


Esta versión de la torta está rellena con una mousse de chocolate negro amargo o bitter, que contrasta de una manera excelente con el dulzor y la acidez de las fresas, sin embargo, para algunas personas este chocolate resulta muy fuerte, y en ese caso se puede sustituir por chocolate de leche. También es preferible hacer este cambio cuando los principales comensales sean niños.


Tengo que confesar que a mí particularmente me encanta hacer esta torta, porque es muy sencilla de hacer, no se necesitan muchos ingredientes, es rápida (sólo hay que esperar que la mousse se endurezca en la nevera) y me fascina el detalle de la cinta alrededor de ella.En realidad mis hijas se ríen mucho de mi porque cada vez que quiero llevar un postre para alguna celebración, siempre digo que voy a hacer una Charlotte, a lo que ellas dicen "¿otra vez?". Igual la hago, y todo el mundo queda ¡feliz! (incluso ellas).

Les dejo a continuación la receta de esta riquísima torta, espero que la disfruten y sigan visitando el blog para aprender mucho más de este dulce arte.

Besitos,

Arianí Medina




Torta Charlotte

Ingredientes:
500 gramos de chocolate bitter o amargo en gotas o troceado.
1 litro de crema de leche
fresas a gusto
plantillas


En un aro metálico colocar las plantillas alrededor y algunas en el fondo.
Colocar la mitad de la crema de leche en la nevera para que enfríe y luego batir hasta que monte.
Calentar en el microonda la otra parte de la crema de leche y agregar sobre el chocolate troceado. Esperar que el chocolate se vaya derritiendo sin tocarlo, y luego revolver con movimientos suaves envolventes, utilizando una paleta de madera.
A la crema ya montada verter encima la crema de chocolate derretido, y revolver con movimientos envolventes hasta que la mezcla esté integrada.
Verter la mousse de chocolate en el centro de las plantillas y aplanar la superficie con una espátula.
Dejar la torta en la nevera hasta que la mousse tenga consistencia. Luego, retirar el aro metálico, colocar las fresas en la parte superior de la torta y la cinta alrededor de ésta.