martes, 17 de enero de 2012

Crumble de Manzana

Desde hace varias semanas tenía el antojo de preparar este postre, pero con la intención de comenzar la famosa dieta de enero, me estaba conteniendo, hasta que finalmente (con la vieja excusa que no se dañaran las manzanas) hice esta delicia de dulce, que es en mi casa uno de los favoritos, ¡porque lo servimos caliente y acompañamos con helado de mantecado o crema batida!


Este postre es prácticamente perfecto para mí, ya que la preparación es muy fácil, rápida, y además contiene manzana que es probablemente una de las frutas con mayores beneficios para la salud.

 La manzana es aliada en contra del colesterol y la diabetes, es antinflamatoria, diurética, depurativa, actúa a la vez tanto como laxante suave como astringente, e incluso le atribuyen beneficios para el corazón por su contenido de flavonoides.


Este rico postre de origen Inglés y al parecer de la 2da Guerra Mundial, puede prepararse con manzana, o puede sustituirse por otras frutas como melocotón, ciruelas, fresas, peras o moras, siendo lo importante la cubierta crocante que lleva encima, a la que en algunas otras versiones le colocan leche en polvo, cereales o galletas trituradas.




Una receta como esta es indispensable en casa para consentir nuestro paladar, además es ideal para probar con nuevos elementos añadiéndole un toque personal.
¡Espero que prueben haciendo esta Crumble y me cuenten cómo la han personalizado!

Se despide con mucho cariño,

Arianí Medina



Crumble de Manzana


Ingredientes: 

300 gramos de harina
175 gramos de azúcar
200 gramos de margarina sin sal

Para el relleno:
450 gramos de manzanas en cuadros
50 gramos de azúcar
1 cucharada de harina
canela al gusto

Preparación:
Precalentar el horno a 190°C.
Mezclar los 300 gramos de harina con los 175 gramos de azúcar, y luego añadir la margarina, mezclando bien los ingredientes hasta obtener migas.
Aparte mezclar todos los ingredientes del relleno y colocar en un molde engrasado con un poco de margarina. 
Sobre el relleno verter la mezcla de harina y llevar al horno durante 40 a 45 minutos. Retirar del horno cuando la cubierta esté dorada y el relleno burbujee.